Ntra. Sra. de Subukia: Jornada mundial de oración marianista (10/10/21)

Ntra. Sra. de Subukia: Jornada mundial de oración marianista (10/10/21)

Este domingo 10 de octubre, celebramos la Jornada Mundial de Oración Marianista, un encuentro a nivel mundial de todos los religiosos, religiosas y laicos Marianistas, donde se nos invita a rezar conjuntamente con las mismas intenciones y los ojos puestos en un santuario mariano. Esta celebración anual siempre se realiza en torno al 12 de octubre, la fiesta de la Virgen de El PIlar, santuario de inspiración del proyecto misionero del P. Chaminade.  

Este año, el Consejo Mundial de la Familia Marianista nos invita a orar unidos en el Santuario de “Nuestra Señora de Subukia” Nakuru-Kenya (África Oriental).

EL SANTUARIO DE SUBUKIA O ALDEA DE MARÍA

El Santuario de Subukia o Aldea de María, Madre de Dios, es un Santuario Mariano Nacional. Depende de la Conferencia episcopal de Kenia y ha sido confiado a los hermanos franciscanos conventuales. Es un lugar de oración, de paz, de reconciliación, de curación y de descanso. Subukia es un pequeño pueblo situado a 40 km. de Nakuru, que es la cuarta ciudad de Kenia más importante; se encuentra a 211 km de Nairobi.

“Subukia” es un término masaï, que se pronuncia “isupuku” y significa “terrenos altos”. Describe muy bien la geografía del lugar, realmente accidentada. Asimismo es el punto de encuentro de dos hemisferios, el ecuador que atraviesa el pueblo de Subukia. La atmósfera de oración y la naturaleza serena del lugar favorecen una relación profunda con Dios.

Se está construyendo allí actualmente una nueva capilla, que, una vez acabada, podrá acoger alrededor de 5.000 personas. Su arquitectura representa la Corona de María, con sus doce pilares que son los doce apóstoles. Es una hermosa Casa de Dios.

Al pie de la colina, cuando uno se acerca al santuario, se eleva una gran cruz blanca visible de lejos para quien se encamina hacia el valle de Subukia. Se ha enterrado al pie de la cruz un trozo de roca de la gruta de Lourdes (Francia), una piedra del Jordán (Israel) y otra del Santuario mariano de Medjugorje (Bosnia- Herzegovina).

HISTORIA DEL SANTUARIO

Al principio de los años 1980 se habló de varias apariciones de Nuestra Señora en diferentes regiones del país. Entre el 29 de agosto y el 28 de septiembre de 1984, se supo que había habido apariciones de Nuestra Señora en la parroquia San Juan Evangelista de Subukia, diócesis de Nakuru. Luego el cura de la parroquia comenzó a visitar las pequeñas comunidades cristianas. Trajeron de Irlanda una pequeña estatua de Nuestra Señora y fue colocada en el centro parroquial de Munanda en 1985. En 1987 Mons. Peter Kairo, obispo de la diócesis de Murangá, bendijo el lugar y el 15 de agosto de 1988 la clausura del año mariano estuvo marcada por una gran celebración ahí tras la que se decidió instalar un santuario nacional consagrado a María, Madre de Dios, en la diócesis de Nakuru.

UN NUEVO LUGAR PARA EL SANTUARIO

En mayo de 1989 se eligió un comité especial encargado de ayudar a ocuparse del santuario. Los miembros, al ver que Munanda era un terreno demasiado pequeño, buscaron otro más grande. Gracias a una generosa donación, pudieron cambiar de zona y se empezaron las obras de construcción. Enseguida Mons. Kairo, que era entonces obispo de Nakuru, contactó con los hermanos del convento franciscano para que se hiciesen cargo del santuario.

Siempre hay un buen número de sacerdotes a disposición de los muchos peregrinos que frecuentan el santuario. Los servicios ofrecidos comprenden la acogida de los peregrinos, la celebración del sacramento de la reconciliación, la dirección espiritual, la adoración y la celebración de la Eucaristía. El santuario reúne a personas de todo el país en una gran familia de nuestra Madre María. Vienen también al santuario no católicos deseosos de profundizar su fe o en busca de consuelo.

LA FUENTE MILAGROSA

La víspera de la fiesta de la Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen María del 8 de diciembre de 1991, el señor Henry Muthuku, jefe del equipo de trabajadores, descubrió un terreno húmedo de donde brotaba una pequeña fuente de agua clara. Cuando escarbó la capa superior del suelo, comenzó a correr el agua y desde entonces ya no ha parado.
El descubrimiento de esta fuente es considerado como un signo en la historia del santuario; hace pensar en la petición que dirigió Nuestra Señora a Bernardette de escarbar la tierra en un lugar preciso, lugar donde brotó un agua que corre todavía hoy.

La primera celebración nacional organizada en este nuevo enclave tuvo lugar en la fiesta de María Madre de Dios el 1 de enero de 1992.

El agua nos recuerda el bautismo que hemos recibido, la purificación de nuestros pecados y es el símbolo de una vida nueva. El agua de la fuente del santuario de Subukia es considerada como sagrada, y los peregrinos beben de ella y se lavan manos y pies con ella para ser curados. Algunos llenan recipientes para utilizarla más tarde.

MILAGROS

La iglesia es muy prudente a este respecto, pero no hay ninguna duda de que, para numerosas personas, este santuario es un lugar sagrado donde Dios hace sentir su presencia con manifestaciones extraordinarias. Uno de los milagros del que más se habla es la curación de que fue objeto el señor Helmut Mang, un arquitecto alemán que trabajaba en le escuela politécnica comboniana de Gilgil. Además es él quien diseñó la cruz blanca del santuario que domina el valle.

Hacia la mitad del año 2000 visitó el santuario con su esposa. Su mano derecha comenzaba entonces a atrofiarse a causa de lo que él describía como una enfermedad hereditaria que afecta a los dedos. Era violinista y comenzaba a mirar el porvenir con inquietud respecto al instrumento que le gustaba tocar. Él cuenta que metió todo su brazo en el agua de la fuente, pidiendo a María que intercediese por él; comenzó entonces a sentirse cada vez mejor, y hoy se encuentra en perfecto estado de salud. Expresa su inmensa alegría de haber sido curado y da gracias a Nuestra Señora por su intervención.

LOS MARIANISTAS DE ÁFRICA ORIENTAL Y EL SANTUARIO

El santuario está abierto todos los días para todo el mundo, y los marianistas, como el resto de peregrinos, pueden visitar la Aldea de María cualquier día, o incluso hacer su retiro anual, como fue el caso en 2019. Este retiro muy especial fue dirigido por el Hermano Jack Ventura y el P. Cerniglia, de la provincia de Estados Unidos. Allí se celebran todas las fiestas marianas, pero el 1 de enero, fiesta de María Madre Dios, se celebra con una solemnidad muy especial.

Cada año el 1 de octubre se organiza una peregrinación nacional. El año 2020 ha sido diferente a causa de la pandemia. No ha habido concentración para la Jornada Nacional del santuario. Para este año, no se sabe exactamente lo que se va a poder organizar.

INTENCIONES DE ORACIÓN

Tras cada intención, respondemos: Señor, escucha nuestras oraciones por intercesión de Ntra. Sra. de Subukia.

A) POR LA SALVAGUARDA DE NUESTRA CASA COMÚN

Dios de toda la Creación, te alabamos por el don de esta naturaleza que nos abriga y nos lleva a contemplar la belleza y la magnificencia de tu obra de creación. Madre Naturaleza, tú nos vistes con tu esplendor ecológico; tú fortaleces nuestra profunda comunión espiritual con Dios, con nuestros hermanos y nuestras hermanas y con nuestro propio interior. Dios misericordioso, perdónanos de no haber cuidado nuestra casa común, afectada hoy por el calentamiento global, la pérdida de la diversidad, los conflictos y la pobreza. Espíritu Santo, tú que iluminas nuestros corazones humanos, ayuda a los miembros de la familia marianista a trabajar por una conversión humana, espiritual y ecológica, sincera y práctica en beneficio de nuestra casa común. Nuestra Señora de Subakia, tú que eres celebrada en medio de este bello bosque, símbolo de la biodiversidad, ayúdanos a comprometernos todos los días en la protección del medio ambiente y a trabajar por una perfecta comunión universal. Beato Chaminade, Beata Adela y todos los santos de la Familia Marianista, caminad a nuestro lado mientras trabajamos en hacer de nuestro hogar un lugar más acogedor para el futuro. Roguemos al Señor.

B) EN SOLIDARIDAD CON LAS VÍCTIMAS DE LA COVID-19

Señor muy querido, danos la fuerza y el valor de acompañar y sostener a todos los que sufren por la muerte de seres queridos, a los que han perdido su trabajo, a los que tienen hambre así como a los sin techo. Sé misericordioso con las almas de los que han fallecido por el Covid 19. Que sigamos luchando a favor de una justicia para todos y seamos solidarios con las víctimas de la injusticia que produce la pandemia. Animemos y apoyemos al personal sanitario en su incansable esfuerzo por restaurar la vida. Roguemos al Señor…

C) POR LA PAZ EN ÁFRICA ORIENTAL Y EN EL MUNDO ENTERO

Roguemos por el crecimiento de la Región de África oriental, por sus responsables así como por el ministerio con los pobres y las personas vulnerables, por nuestro mundo herido y roto, por los que han perdido seres queridos a causa de la violencia o la guerra. Señor, tú has venido para que el mundo conozca la paz. Que tu paz y tu presencia se extiendan sobre nosotros. Tú eres nuestra paz y nuestro refugio. Que María, Reina de la paz, interceda por nosotros. Roguemos al Señor…

D) POR LAS VOCACIONES EN LA FAMILIA DE MARÍA

Señor, tú llamas a cada uno por su nombre y nos pides seguirte. Inspíranos esforzarnos en conocerte, y abre nuestros corazones para que oigamos tu llamada. La mies es abundante, pero los obreros pocos. Incorpora más obreros a la Familia Marianista. Roguemos al Señor…