“Somos hijos de María. Ella es nuestra gloria y nuestro consuelo.”

“Somos hijos de María. Ella es nuestra gloria y nuestro consuelo.”

(Carta 674 G.J.Chaminade)