‘Testimonios de vida’: hombres sencillos tocados por el Espíritu de Jesús y entregados al servicio de los demás

‘Testimonios de vida’: hombres sencillos tocados por el Espíritu de Jesús y entregados al servicio de los demás

Hoy es 22 de enero, fiesta del fundador de la familia marianista, el beato Guillermo José Chaminade.

Justo hace un año los religiosos marianistas de la Provincia de España abríamos nuestras redes sociales convencidos de que tenemos una palabra que ofrecer que es Buena Noticia para el mundo de hoy. Desde entonces nos habéis acompañado en un año atípico: confinamiento, coronavirus, Pascuas online, oraciones virtuales, adviento, Navidad… Dejadnos deciros: gracias por vuestra acogida.

Al cumplir nuestro primer año os queremos presentar con entusiasmo un proyecto nuevo: ‘Testimonios de Vida’.

Una iniciativa que nace de nuestra percepción como educadores compartiendo el camino de muchos jóvenes: hoy no es fácil encontrar referentes; semblanzas de  personas que den testimonio de que vale la pena vivir con un propósito, con un fin nítido, capaz de dar sentido y alegría de fondo a nuestra pequeña historia y con la que coloreamos y construimos la gran historia común.

 Y es que somos personas realizadas y plenas cuando damos respuesta a una llamada que nos alcanza al mirar con ojos abiertos la realidad, al contemplar la belleza de la naturaleza, en la escucha de la voz interior o por la admiración, atractivo y asombro que nos causa el perfil vital de aquellos que se van cruzando en nuestro camino.

Ante esta situación estuvimos reflexionando: ¿qué podemos aportar y ofrecer a los jóvenes?

Estamos convencidos de que la vida religiosa marianista está llena de hombres sabios, es decir, gente que ha saboreado lo verdadero de la vida, que ha encontrado un propósito que se la ha vuelto motor de su existir y que en el desgranar de sus vidas han pasado y están pasando, haciendo el bien y dejando este mundo mejor de lo que lo encontraron. Son gente sencilla, humilde, que no hacen ruido, pero en sus biografías y en el relato que escuchamos en quienes han compartido el camino con ellos, encontramos un tesoro que no queremos perder sino más bien entregar como una luz y un abrazo de aliento y esperanza a las jóvenes generaciones.

Esto es lo que pretendemos con el proyecto que comenzamos y que con un inmenso afecto queremos entregar a quienes son destinatarios prioritarios de la misión marianista: los jóvenes.

TESTIMONIOS SENCILLOS QUE DESPRENDEN LUZ

Cada año queremos ofrecer el testimonio de tres hombres de entre los nuestros que han recorrido la mayor parte de su trayectoria vital y lo han hecho con sabor a plenitud, dejando huella en los corazones y las historias de mucha gente.

La luz que desprende el testimonio sencillo de estas vidas con sentido, vidas tocadas por el Espíritu y entregadas al servicio de los demás, no puede quedar escondida bajo la cama, sino puesta en el candelero para que alumbre a los de la Casa.

Con esta intención presentamos a nuestros mayores, a nuestros sabios: acompañantes, educadores, trabajadores, hombres abiertos al Misterio, amigos, caminantes, misioneros, luchadores, vecinos, sanadores, animadores de comunidad, ciudadanos, habitantes de la casa común que es nuestro pequeño mundo. Decía Pablo VI que el único Evangelio que leerán muchos hombres de nuestro tiempo es el que se visualiza en la vida de los creyentes. Esta imagen luminosa es la que queremos compartir en ese espacio abierto, intercultural y accesible que hoy permite entrar en diálogo con todos en los canales y redes sociales del universo internet. 

RAFAEL DELGADO, EL CURA DEL BARRIO QUE REZA COMO “SI LE HABLARAS A UN AMIGO”

Hoy estrenamos este proyecto con el testimonio de Rafael Delgado, uno de nuestros mayores que está cerca ya de los 90. Rafa ha tenido la vida de “uno de tantos” y sin embargo en él encontramos al niño y joven travieso, al educador marianista, al sacerdote entregado a su gente, al hombre luchador y compañero de muchos en la transformación social del barrio, al promotor de grupos juveniles, al enamorado de la naturaleza, al misionero entusiasta, a la persona capaz de mantener el buen humor y de despertar preguntas desde su coherencia y sentido crítico. 

Ojalá sus palabras nos inviten a vivir más honda y plenamente nuestro día a día.

Se ha realizado una versión más reducida del testimonio que puedes encontrar aquí: VERSIÓN CORTA TESTIMONIO RAFA DELGADO SM