Cuaresma 2021. Ignacio Osorio, sm: “Dios te cambia con tu ayuda, cuando se la das. No estoy obsesionado por cambiar sino por dejarme cambiar”.

Cuaresma 2021. Ignacio Osorio, sm: “Dios te cambia con tu ayuda, cuando se la das. No estoy obsesionado por cambiar sino por dejarme cambiar”.

Esta cuaresma preguntamos a cinco religiosos marianistas por los cambios que sanearon sus vidas, las transformaciones que aún esperan, y desean para el mundo. Esta quinta y última semana nos comparte su experiencia Ignacio Osorio sm. Muchas gracias por tus palabras Paco. #5Semanas5Testimonios

¿Qué has cambiado o que ha cambiado últimamente en tu vida que te ha hecho vivir mejor, caminar más ligero, sentirte más hondamente feliz?

 Siempre me ha gustado que Jesús fuera el compañero de viaje, pero en el asiento de atrás. Tener buena compañía pero que no influyese en exceso en mis planes. Con el tiempo te das cuenta de que es mejor que esté a tu lado, siendo el copiloto, desde donde puede sugerir trayectos. Y por supuesto mucho mejor si le dejas el sitio del conductor, que sea Él quien maneje el volante. No es fácil, porque el egoísmo lo llevamos siempre en los genes, y cuesta desarraigar el amor propio y todo lo que nos hace centrarnos en nosotros mismos. Pero cuando se hace la experiencia de tener tan buen compañero de viaje, te va pasando como a los discípulos de Emaús, cuando regresaban descorazonados. Poco a poco, se va filtrando su presencia en sus corazones y lo que era duda, desesperanza y tristeza, misteriosamente, se convierte en ánimo, siguiendo siendo los mismos pero no lo mismo.

¿Qué te sientes llamado a cambiar o te gustaría que cambiara en tu vida en este tiempo de “gracia” que es la cuaresma?

Me gustaría que no fuese mi esfuerzo personal el que me diera la ilusión del cambio sino que Él transforme mi corazón a su antojo. Nunca fue duradero ningún cambio en mi vida, que haya partido de mi esfuerzo programado y mis resoluciones titánicas. Con eso no se va a ningún lado, a no ser que seas narcisista y creas que tu puedes forjarte a ti mismo, con la ayuda de Dios. Más bien es al revés, Dios te cambia con tu ayuda, cuando se la das. La verdad, que no estoy obsesionado por cambiar sino por dejarme cambiar.

¿Qué cambios crees que necesita nuestra vida común, nuestro pequeño mundo, nuestro modo de relacionarnos y organizarnos?

 A nuestra vida comunitaria, a veces, le falta graduarse la vista. Ser capaz de ver a los demás desde Dios y no desde nuestra mundanidad. Los otros, son hermanos dados por Jesús para nuestra santificación y la del mundo. Suena muy subido pero es que es subido el tema. Siento gran distancia entre los ideales, lo que decimos, y lo que tratamos de vivir y luego las realizaciones concretas, en el día a día. La cuaresma me gustaría que fuese un tiempo de alfarería. Dejarnos modelar, deshacer, reconstruir por el alfarero.


TODAS LAS ENTRADAS SOBRE CUARESMA 2021